Estimado Lector de Temas de Masonería

Sitio personal de Eduardo Callaey. Todo el contenido está dirigido a la difusión de los orígenes, historia, simbolismo y alcances de la masonería y la Orden de la Caballería. También contiene artículos de opinión. Lo escrito es absoluta responsabilidad de su autor.

domingo, 3 de julio de 2016

Visita del Gran Maestro del GPDH a Chile

Se renuevan las autoridades de la Justa y Perfecta Logia "Lux et Veritas". Investidura de nuevos Escuderos/Novicios y firma del tratado de Paz y Amistad con la Gran Logia Autónoma de Chile

El pasado miércoles 29 de junio, en el marco de su gira anual por América del Sur, arribó a Santiago de Chile el Gran Maestro del Gran Priorato de Hispania, M.R.H. Josep Martí.

Es la primera vez que visita los Cuerpos de la Orden en Chile, país en el que el Régimen Escocés Rectificado viene desarrollando una creciente actividad a partir del levantamiento de columnas de la Justa y Perfecta Logia “Lux et Veritas” N° 10.

Este trabajo arduo y fecundo ha permitido que se instale la primera Encomienda de Chile, cuyo Comendador, el Rev. H. Pedro Morales Segura, tomó posesión del mando en el Capítulo Prefectoral llevado a cabo en Buenos Aires el pasado martes 28 de junio. Ya en Chile, la Orden de los Caballeros Bienhechores de la Ciudad Santa, constituido el Capítulo en la Encomienda de “Santa Teresa de los Andes”, y con la presencia del Gran Prior, ha procedido a la investidura de los primeros Escuderos/Novicios surgidos de las columnas de “Lux et Veritas”.



También, en un hecho ciertamente trascendente, fue instalado el nuevo Ven. Maestro de la Logia, con lo cual todas las logias rectificadas de América ya han renovado sus liderazgos, poniendo sus malletes en nuevas manos que prometen mayores esfuerzos. Esta renovación, que es común en toda la masonería, en este caso cobra una importancia particular al tratarse de Cuerpos Masónicos que llevan pocos años de actividad desde la instauración del RER en América.


Josep Martí, Gran Prior del GPDG y Pedro Morales Segura
Comendador de la Encomienda de Santa Teresa de los Andes

El Gran Maestro del GPDH 
junto con las autoridades de Lux et Veritas N° 10
en Santiago de Chile

Pero otro hecho importante ha ocurrido en Chile, que vale la pena destacar y sobre el que quiero hacer algunas reflexiones. Me refiero a la firma del Tratado de Paz y Amistad entre el Gran Priorato de Hispania y la Gran Logia Autónoma de Chile.

Hace unos años, cuando el Régimen Escocés Rectificado llegó a América Latina, había en nuestro continente una profunda ignorancia respecto de la masonería cristiana, al punto tal de que en muchos casos decir “masonería cristiana” era considerado casi un oxímoron. Influenciadas profundamente por las corrientes liberales, las Grandes Logias de América Latina –pese a la gran cantidad de cristianos que las integran– han sostenido frecuentemente una actitud de rechazo hacia cualquier expresión de religiosidad en la francmasonería.

Este modelo está disociado de la matriz europea inicial, origen común de toda la masonería moderna, pues tal como lo hemos repetido incansablemente en numerosos libros y artículos, la herencia de la masonería primitiva, especialmente toda la denominada “escocesa”, tiene una fuerte impronta cristiana.

El RER nada tiene en contra de las expresiones masónicas liberales, y respeta a las corrientes masónicas que adhieren al librepensamiento y a las ideas surgidas del iluminismo. Pero espera el mismo respeto hacia sus premisas y su origen. Anclado en su génesis (las masonerías escocesa, francesa y alemana del siglo XVIII) su Rito ha sobrevivido a los cambios modernos al mantener en su núcleo más íntimo la esencia de la Caballería Templaria y su espíritu, tal como fue recogido y definido en Wilhelmsbad. De modo tal que sus miembros mantienen la tradición trinitaria que –por otra parte– no es solo patrimonio del RER sino de otros y numerosos Ritos Masónicos que conforman el amplio abanico en el que hoy se presenta la masonería. Cabe mencionar, como ejemplo, a los Ritos practicados en los países nórdicos, o las órdenes británicas masónico-caballerescas que también son trinitarias.  Estas corrientes suelen tener la particularidad de un férreo apego a la tradición, haciendo de la francmasonería una escuela más vinculada con la espiritualidad de cada miembro que con los azares de la política en la que cada uno actúa según su conciencia.

Es lógico que hayamos demorado años en esclarecer estas particularidades en nuestro continente. Y hasta era esperable que el espacio masónico latinoamericano –ampliamente fragmentado– haya recibido a esta masonería tradicional europea con algún desconcierto. En definitiva, la caballería y las expresiones de una masonería cristiana han tenido como escenario de su nacimiento a los grandes monumentos medievales, catedrales, abadías y castillos, que permanecen geográficamente alejados de América.

Pero resalto que la cuestión "geográfica" no debiera anular ni disminuir la cercanía espiritual, porque entendemos que América forma parte de espacio cultural cristiano y porque, además, la caballería que practica el RER admite en su seno a todo aquel que haya dado muestras de nobleza personal. Es en el ejercicio de una nobleza virtuosa que los masones del Régimen Escocés Rectificado marcamos nuestra acción en la sociedad, sumado esto a una beneficencia activa que inspira a sus miembros.

A partir del incremento de logias y encomiendas del RER en nuestros países, y de la constante interacción con otros Ritos y Obediencias, comienza una etapa en la que avanzamos hacia una participación más activa en el espacio masónico latinoamericano, a la vez que incentivamos a que éste se acerque a las expresiones más tradicionales de la francmasonería europea, dejando de lado el prejuicio hacia las masonerías trinitarias, del mismo modo que nosotros lo hacemos con nuestros Hermanos liberales, pues todos formamos parte de la larga y universal Cadena de Unión.

Es por ello que esperamos que estos Tratados de Paz y Amistad, que se inician con el firmado en Santiago de Chile, se extiendan a otras Obediencias en un futuro cercano.


Con los actos de anoche, al que acudieron varios Grandes Maestres de Obediencias chilenas (y del que daremos cuenta por separado)  han concluido las actividades oficiales de nuestro Gran Maestro en Chile. En unos días más nos estaremos dando cita en Bolivia, en la ciudad de Cochabamba, asiento del RER en este país Hermano, para llevar a cabo no menos importantes actividades. Bolivia es hoy un baluarte de nuestro RER en América, y esperamos que lo siga siendo. Desde allí daremos cuenta de cuanto suceda en esta gira histórica para nuestra Orden. 

1 comentario:

  1. Felicito el importante evento y sumo mis expectativas de un pronto encuentro fraterno y reconocimiento recíproco de entidad mas.'. en las tendencias trinitarias y liberales de una misma y unica senda iniciatica. Hago votos por un futuro encuentro por encima de las vallas de regularidad que hoy parecen definitivas e insalvables. Por una sola y fraterna Mas.'. mundial, S.'.F.'.U.


    ResponderEliminar